17 formas de comer aguacate | Festt

¿Te gusta el aguacate pero no pasas de servirlo en la típica ensalada o en guacamole? Cuando se trata de comer aguacate, en realidad hay muchas más cosas que se pueden hacer con esta fruta cremosa y apetecible. De hecho, nos sinceramos, el guacamole puede que no sea la mejor forma de comerte un aguacate. Si, si, has oído bien.

En este artículo te vamos a presentar 17 formas de preparar aguacate que van más allá de los trucos habituales:

1. Chips de aguacate.
Este es un gran secreto. Ni siquiera necesitas una freidora para hacer las patatas fritas más cremosas de tu vida: simplemente corta el aguacate, sumerge las rodajas en un huevo batido, reboza en pan rallado o panko y hornea a 180º hasta que estén crujientes. El contraste de texturas de la superficie crujiente y el interior cremoso te cautivará.

2. Aderezo para tus ensaladas
Uno de los grandes superpowers del aguacate es agregar una gran cremosidad de origen vegetal a tus platos. Para conseguir ese aderezo untuoso para ensaladas, pon los ingredientes de una vinagreta básica (aceite y vinagre) en una licuadora. Agrega el aguacate picado y licua hasta que quede cremoso. Nunca está de más agregar también hierbas frescas.

3. Utilízalo de bol

bol de aguacate

Si te preguntas cuál es la mejor y la forma más simple de comer un aguacate, es básicamente, comerlo solo y rellenado con una mini ensalada. Porque, ¿qué son los aguacates si no pequeños cremosos cuencos comestibles? Prueba con queso de cabra, cilantro, tomate, pepino y granada y ¡ta-chan!: acabas de hacer una ensalada.

En nuestras cajas regalo gourmet, también usamos aguacates como bol, nos encantan y los decoramos con semillas de amapola y los rellenamos con nueces.

4. Mousse de chocolate. (Sí. Mousse de chocolate).
Si quieres dar salida a esos aguacates un pelín pasados, te animamos a que prepares este postre saludable que le dará una segunda vida a esos aguacates destinados a acabar desechados. Aquí se explica cómo preparar la mousse de aguacate: combina 1 aguacate muy maduro, 6 onzas de chocolate derretido semidulce, 3 cucharadas de miel y una pizca de sal en un procesador de alimentos hasta que quede suave. Si deseas esa esponjosidad extra cremosa y ligera, mezcla un poco de crema en un tazón y añádelo a la mezcla de aguacate y chocolate. Viértelo en tazones y ofreceselo tus amigos para ver si pueden adivinar el ingrediente secreto (alerta de spoiler: no podrán).

5. Con relleno
¿Te preguntas qué comer con aguacate para que sea más especial? Para un aperitivo impresionante (o un buen almuerzo en solitario) llena el aguacate con carne de cangrejo o ensalada de cangrejo. Esto también funciona con atún o ensalada de atún. Completaló con aceite de oliva, un poco de zumo de limón fresco y un poco de sal de escamas.

6. Conviértelo en helado.
Suena extraño pero sabe delicioso. Para aprender a preparar helado de aguacate, sigue esta receta:

7. Hummus de aguacate.
Como muestra este artículo, el hummus no es más que un lienzo en blanco, y ahora es hora de pintar con aguacates. Simplemente mezcla garbanzos, zumo de limón, tahini y aceite de oliva en el procesador de alimentos hasta que alcance el nivel de suavidad que deseas. Seguidamente, agrega un poco de aguacate cortado en cubitos y tritura hasta que alcance la textura deseada.

8. Como topping encima de tus perritos calientes
Si pruebas esta forma de comer perritos no volverás atrás nunca más. Primero, cocina tus salchichas y colócalas en tus panes de perrito. Luego cúbrelos con rodajas de aguacate, jalapeños y pico de gallo. ¿Crees que nos estamos pasando de la raya? pues sólo acabamos de comenzar. Agrega un poco de mayonesa encima y después guarnición de cilantro fresco. Nunca volverás a comer perritos calientes de otra manera.

9. Huevos rellenos.
Haz un guacamole básico y úsalo para rellenar los huevos (también puedes agregar las yemas de huevo a tu mezcla de guacamole). Cuando la gente diga «Dios mío, ¿qué es esto?» di «demonios verdes».

10. Haz un batido cremoso.
En Indonesia, este batido de café y aguacate se llama Es alpukat. Tú lo llamarás extrañamente delicioso.

11. Ásalo a la parrilla.
Divide y pica unos cuantos aguacates, cepíllalos con un poco de aceite, dales una vueltecita en una parrilla caliente. Te llevará sólo un minuto o dos hasta que estén calientes, cremosos y con esas características marcas de gril. Serán un perfecto acompañamiento.

12. ¡Conviértelos en brownies!
Estos babies de chocolate negro son veganos, sin gluten y absolutamente deliciosos. Sigue aquí la
receta.

13. Haz un dip que no sea guacamole.
Así es, el guacamole no es la única salsa que puedes hacer con aguacates. Esta opción contiene vinagre, crema agria y hojas de hinojo. Definitivamente esto no es guacamole, es una salsa cremosa de aguacate.

14. Gazpacho de aguacate
Conseguirás una deliciosa cremosidad sin necesidad de recurrir a los lácteos. Te contamos cómo se hace aquí.

15. Daiquiri de aguacate.
No nos estamos quedando contigo: el ron (dos tipos de ron, en realidad) se mezclan con aguacate, zumo de limón y ¡voila! disfruta de este maravilloso daiquiri de aguacate.

16. ¿Has oído hablar de las famosas tostadas de aguacate?
Seguro que sí. Untar aguacate sobre pan tostado con zumo de limón, chili flakes, sal de escamas y algunas hierbas frescas no es mala idea para nada.

Tostada de aguacate

17. Haz un batido.
Porque cuando bebes un batido enriquecido con todas esas grasas cremosas del aguacate (del tipo bueno), no volverás a tener hambre hasta el almuerzo.